Spread the world

Novedad Novedad Caña Metal Witch Quest 633SF de Slow Jigging de Palms Ver más grande

Caña Metal Witch Quest 633SF de Slow Jigging de Palms

270,00 € IVA incuído

Las Metal Witch Quest 633SF de Palms son cañas más que conocidas. No era nada fácil superar a la serie original pero las Metal Witch Quest de Palms lo han conseguido gracias a la introducción de una mezcla de Nano carbón que aporta muchas mejoras a unas cañas que ya de por tenían elevadas prestaciones.

Más detalles

Más detalles

1 Item

Atención: últimos productos disponibles!

- +

 

Más información

Las Metal Witch Quest 633SF de Palms son cañas más que conocidas. No era nada fácil superar a la serie original pero las Metal Witch Quest de Palms lo han conseguido gracias a la introducción de una mezcla de Nano carbón que aporta muchas mejoras a unas cañas que ya de por tenían elevadas prestaciones.

Es mucha tecología concentrada en un equipo, y no es exclusividad de Palms, sin embargo el el equilibrio entre materiales, prestaciones y precios que quizás ofrezcan a estas varas una pequeña ventaja cobre los competidores. Más sensibilidad para apreciar los movimientos del jig y notar las más sutiles de las picadas, mejor flexibilidad para poder mover el jig como nunca pudiste hasta ahora y una mejora importante para evitar las rotaciones de la caña.

Las anillas son Fuji K en SIC, que reducen los enredos. El modelo 632 se recomienda para profundidad de hasta 50 metros más o menos, una caña muy equilibrada que encontrará muchos fans en el Mediterráneo que pescan con slow jigs ligeros. La 633 está recomendada por los de Palms como la más versátil, que se adapta a una serie muy amplia de situaciones de pesca y que sería perfecta para los que van a empezar.

Al ser versátil tiene sus pros y sus contras, digamos que consigue mantener los compromisos bien equilibrados. Llegando al modelo 634 es más potente, puede con corrientes más fuertes y jigs más pesados, pero ni de lejos llega a ser un palo sin sensibilidad, es más, la mezcla Nano le aporta esa facilidad en seguir el movimiento del jig y notar las picadas más delicadas. ¿Es esta tu caña? Piensalo bien, podrías estar equivocándote, y que no necesites algo tan potente.  Si te estás plantenado de comprar el modelo 685, es probable que sepas muy bien lo que estás haciendo. Sabes que con ello tendrás que mover jigs más pesados, de los que tercian en zonas o bien muy profundas o con mucha corriente, o ambos, si pasa Murphy por ahí. Pues bien, esta entonces es una buena elección. En fin, muchas veces nos damos cuenta de que gastamos muchas explicaciones para presentar unos productos que en la realidad no necesitan ninguna, las Metal Witch Quest de Palms son sencillamente buenas, construidas con el material que nos ofreces prestaciones más que dignas, pero bajo ningún concepto difíciles de utilizar, Las recomendamos, si, sin duda nos mojamos, porque no es tan fácil encontrar algo con semejante relación calidad/precio.